Comunicación y resultados.

Cuando por cualquier causa nos dejamos de comunicar con algún conocido, amigo o familiar, suele suceder a la larga un olvido o desinterés que seguramente nos costará recuperar.
Todos sabemos que "con el roce se hace el cariño".
Si aplicamos este hecho al ámbito comercial, estar en contacto de una manera periódica, regular, incluso permanente es una forma efectiva de conseguir mantener nuestras relaciones.
Es esa fluidez la que consigue obtener una excelencia en la manera en que mis clientes se sienten correspondidos... incluso mediante una comunicación general y no tanto personal, pues el ofrecer una información es una buena forma de tener la posibilidad de ganar futuros clientes y de estar en contacto con tus "amigos".
Si lo que se comunica no ofrece valor a tu interlocutor la probabilidad de que logres sumar nuevos clientes es inferior a la que tendrías en el caso de no comunicar de ninguna, aunque la probabilidad de que logres sumar un cliente de peso, simplemente porque comuniques... es remota




Así que debemos comenzar a establecer esos valores añadidos que podemos ofrecer a nuestros clientes. Importante, tener claras las necesidades de nuestros interlocutores y por contra, las que personalmente podemos ofrecerles.
Si esto está definido, entonces la conexión va a ser mucho más sencilla, e incluso estando todo por resolver pero perfectamente comprendido... tu acción de cara a la comunicación se puede decir que va a ser definitiva.
Una buena comunicación va a depender de la capacidad de respuesta que tengas, para ello si no estamos en condiciones de poder contestar (nos vemos poco capacitados) tendremos que trabajar en las posibles preguntas que nos vamos a encontrar, y desarrollaremos habilidades paralelas que además nos sirvan para conseguir la información que después tendremos que transmitir.
Emprender parte siempre desde una labor comunicativa.
Conoce y aprende, tu branding forma parte de ello.
La forma de comunicar es un segundo aspecto importante en la comunicación.
No todos somos periodistas, pero podemos conocer a personas que lo sean. La redacción tiene sus fórmulas y sistemas; apoyarse en profesionales o conocidos que sepan redactar textos es fundamental.
Un texto sin errores ortográficos, con una gramática correcta y mensaje claro es la mejor manera de convertir la comunicación en diálogo.
Tu interlocutor te escucha y se interesa.
Naturalmente, a medida que tu estrategia comunicacional vaya dando frutos, verás cómo tu base de contactos va creciendo y algunos de ellos se irán sumando a tu cartera de clientes.
Lograrás afianzarte en ese proceso comunicativo adquiriendo mayor experiencia (conocimiento/aprendizaje/práctica) y haciendo frente a las respuestas que otros buscan.
Comunicar es parte de tu Marketing. De manera que: ¡Ponte a comunicar!
Decide cuánto tiempo dedicarás cada semana a esta actividad, y agéndate los días y las horas en que lo harás.
Y hazlo.
Hoy existen múltiples canales para hacerlo, busca información y comparte, genera valor y utiliza tu propio vehículo a través de las redes sociales, conduce tu prototipo, tu idea, tu comercio por ellas, es la manera más sencilla de ir mucho más rápido y seguro... todos estamos en el mismo camino, aunque quizás busquemos destinos diferentes.