Visión para un marketing cooperativo

Cooperar en un marketing es  ofrecer conocimiento y participar del mismo.
La base está en el hecho de aprender a compartir.
Cuando alguien nos propone trabajar en un mercado, el que sea, nos puede estar ofreciendo tres cosas: comprar, vender o hacer marketing, podemos estar en todo o  en una parte al mismo tiempo.
Un mercado es el lugar donde se reunen la oferta (vendedores) y la demanda (compradores), pero además también están  otros elementos que participan en el mismo, ayudan a generarlo a mejorarlo o analizarlo (marketing).
La Oferta la componen aquellos que están para ofrecer productos o servicios, y la demanda son aquellos que circulan mirando lo que se ofrece, el denominado "tráfico".
Cuanto mayor sea esta, más posibilidades de mercadeo.
Para conseguir que las personas conozcan la existencia de un mercado está el marketing, que además, ayuda a estudiar los factores que intervienen en el mismo, y poder así mejorar las relaciones entre consumidores y oferentes. Hay multitud de técnicas en la mercadotecnia.
De entre todos los marketings, hay algunos que utilizo, pero el que desarrollo se denomina marketing cooperativo, en este existen diferencias que hacen entender cómo un consumidor va a ser realmente el protagonista del mismo.
Cooperar en marketing es establecer relaciones entre el vendedor y el consumidor a través del uso de una figura esencial: El Networker.
Un networker cooperativo se diferencia de otros networkers en que este funciona desde el lado de la demanda, es decir, del lado del consumidor.
Crear marketing cooperativo es principalmente no segmentar. Todos consumimos de una misma manera, comprando, aunque nuestras relaciones con quienes nos ofrecen los productos o servicios sean diferentes y el marketing, por tanto, no sea igual.
Cuando en un networking al uso se establece que todo el mundo puede estar en el mismo pero no todo el mundo vale para ello (justificando el denominado "fracaso"), se crea una diferenciación entre las personas, es decir, se establece una profesionalización, así los networkers se enfocan hacia una determinada compañía (industria) concreta y con un sistema llamado duplicación o franquicia.
La idea general del networking es la de crear grupos de personas que formando generalmente equipos se ocupan  de fomentar cualquier idea, de producto o servicio.
Por esto y desde la visión de la oferta, no todo el mundo sirve para ello y considera el liderazgo como una de las claves en el éxito.
La manera de ser un líder está en el hecho de lograr "duplicación".
En el networking entendemos una manera diferente de trabajo, no solo por la manera de ejercer con libertad, también  por el conocimiento de estrategias encaminadas a conseguir objetivos marcados por el equipo y enfocadas a la compañía que representan.
La manera de duplicar es, principalmente, generar tu propio equipo para desarrollar el negocio propuesto.
El mercadeo es siempre fundamental.
Podemos entender que nos convertimos en vendedores de ideas o de productos/servicios, formando parte de un engranaje en un sistema de marketing encaminado a ello.
Algunos networkers comentan que no venden, que no entienden de ventas y que eso no les gusta... pero hay que entender para que están. Vender significa dinero y comisiones.

Por esto, desde el marketing cooperativo, la idea de un trabajo para aquellos que no quieran vender, ni duplicarse, ni siquiera participar en sistemas de reparto mediante fórmulas multinivel, es establecer nuevas ideas para ser valoradas por todos aquellos que deseen entrar a formar parte de lo que significa organizar un grupo de consumo. Un equipo de consumidores. Un networking para ellos y con ellos. Para los que quieren comprar porqué hay comisiones a repartir.
Pero una demanda sin oferta no tiene sentido alguno, por ello es necesario conocer y aprovechar las posibilidades que existen desde el otro lado: del lado de la oferta.

Así que ambas partes se necesitan, y pueden complementarse a través de una idea cooperativa y realizando un marketing, es decir, creando juntos el mercado.
Entender un sistema cooperativo es establecer ciertos criterios de elección sobre las múltiples ofertas que existen actualmente en el mercado.

1. Que sean comisionables. Que establezcan Planes de Compensación para los consumidores.
2. Que tengan una garantía de continuidad, de respaldo económico y de estructura como empresa.
3. Que se puedan acceder inicialmente de forma gratuita.

La fuerza del consumidor, su fidelización , su posibilidad de inversión en estas industrias y en cualquier caso, el trabajo para las mismas, generan la oportunidad sin exclusiva de procurar un ingreso dentro de una economía paralela y organizada.
Ese nivel económico será de mayor o menor cuantía según los valores de compromiso que cada uno desee para con cada idea. La decisión es muy particular, y siempre libre.

Por lo tanto en un marketing cooperativo nos centramos en elegir en el lado de la oferta las que cumplan estas particularidades, para ello dar conocimiento es participar inicialmente de las que consideramos sean sencillas de comprender por cualquier persona y además signifiquen multitud de posibilidades añadidas a un consumo, sea de quien sea, desde el de un trabajador, un autónomo, un comerciante, un ama de casa, o un parado.
Es cuestión de dar la posibilad y decidir. Todos están invitados. cualquiera vale.